martes, 7 de agosto de 2018

Busquemos perlas escondidas: 6-12 de agosto de 2018


Lucas 17:7-10. ¿Qué quiso enseñar Jesús con este ejemplo?

No quiso enseñar que no valemos nada, sino que debemos ser modestos y no esperar tener un trato especial por hacer nuestro trabajo nunca debemos pensar que estamos haciéndole un favor a Dios al servirle. Más bien, siempre debemos recordar el privilegio que tenemos de adorarlo como miembros de su casa en quienes él confía.

Lucas 18:8. ¿A qué clase de fe se refirió Jesús en este versículo?

Jesús no estaba hablando de la fe en general, sino de una clase de fe en particular: como la que tenía la viuda. Quienes tienen esta clase de fe confían en el poder de la oración y en que Dios hará justicia a favor de sus escogidos. Al parecer, Jesús dejó la pregunta sin contestar para que sus discípulos pensaran en la calidad de su propia fe. Esta parábola sobre la fe y la oración fue muy apropiada porque Jesús acababa de hablar sobre las pruebas que enfrentarían sus discípulos.

¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Lucas 17: 1, 2 nos enseña que Jehová tiene interés personal por cada uno de sus siervos ya que estos versículos condenan a quién sea causa de tropiezo a sus hermanos, incluso el más pequeño de ellos.

Lucas 17:3, 4 nos hace meditar en que Jehová es un Dios misericordioso, ya que siempre nos perdona generosamente, así que como muestra este texto debemos imitarlo y perdonar a quién nos ofende.

Lucas 17:26-32 nos enseña que Jehová nos ama y lo demuestra recordándonos muchas veces en su Palabra la Biblia las acciones de ciertos personajes del pasado, como la gente del tiempo de Noé y la esposa de Lot, los cuales son ejemplos amonestadores que nos ayudan centrar nuestra vista en lo más importante.

Lucas 18:7, 8 nos enseña que Jehová “es sufrido”, es decir, que tiene gran paciencia; sin embargo, también indica que, al debido tiempo, ejecutará su sentencia con rapidez por lo que podemos estar totalmente seguros de que no permitirá que el mundo de Satanás exista ni un solo día más de lo que la justicia requiera.

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?

Lucas 17:1 nos recuerda la importancia de no hacer tropezar a otros ya sea con nuestra forma de actuar o con lo que decimos pues cuando alguien se siente muy ofendido por un compañero de creencia, a veces se perturba tanto que piensa en dejar de asistir a las reuniones cristianas o de participar en el ministerio del campo, así que es un asunto de seria consideración.

Lucas 17:4 nos enseña que debemos estar dispuestos a perdonar a nuestros hermanos la veces que sean necesarias, así mantendremos la paz y la unidad en la congregación.

Lucas 17:5 nos enseña que si queremos que nuestra fe crezca y nos permita seguir en el ministerio, nosotros también debemos pedirle a Jehová espíritu santo. Hemos de tener grabada la verdad divina en nuestra mente y corazón. Solo así contaremos con la fe que nos dará el valor necesario para perseverar en la lucha espiritual hasta obtener el triunfo.

Lucas 17:7-10 esta ilustración me enseña a ser humilde y no creerme más que los demás ya sea por mis habilidades o los privilegios que tengamos dentro de la organización pues si estamos aquí es por la bondad inmerecida de Jehová así que siempre debemos tener una opinión equilibrada de nosotros mismos.

Lucas 17:15 nos muestra que solo uno de los diez leproso mostros gratitud, debemos imitarlo y ser agradecidos a Jehová por habernos atraído a su pueblo, esto lo podemos demostrar sirviéndole de todo corazón.

Lucas 18:1 aquí vemos que Jesús animo a sus discípulos a orar y no desistir, este consejo es fundamental porque nuestras oraciones fortalecen nuestra fe y la fe es imprescindible para nuestra salvación de ahí la importancia de seguir el consejo de Jesús.



0 comentarios:

Publicar un comentario